4 remedios naturales para la rosácea - Matcha & CO

Si eres una de esas personas que presentan pequeñas rojeces en la cara, es muy posible que el término rosácea no te resulte extraño totalmente.

La rosácea se define como una enfermedad crónica que afecta a la piel y, en ciertos casos, a los ojos. Lo que provoca es un enrojecimiento de determinadas zonas de la piel, sobre todo de la cara. Acostumbra a observarse más en mujeres, y más si tienen la piel clara. Eso termina provocando pequeños granos y, en ciertos casos, heridas por la necesidad de tocarlos y explotarlos.

Pero que absolutamente nadie se alarme frente al título “enfermedad crónica”, la rosácea es una alteración cutánea sencillamente controlable y que, muy frecuentemente, se manifiesta por agresiones externas que podemos supervisar.

Así que vamos a ponernos manos a la obra con 4 pequeños ademanes que aliviarán esas pequeñas rubicundeces de tu cara.

4 remedios naturales para la rosácea 2

1.La higiene es lo primero.

Aunque en sí no sea una reacción asociada a una falta de limpieza, toda piel debe presentar un perfecto estado de higiene para poder más tarde ser tratada.

Para adecentar una piel con rosácea, lo mejor van a ser jabones sin limpiador. Por poner un ejemplo, el jabón de alepo puede ser realmente ventajoso para este género de cutis. Puedes probar asimismo con leches limpiadoras naturales, con las que te asegurarás de aportar higiene a tu semblante de la forma más suave.

4 remedios naturales para la rosácea 3

2.Después de adecentar, ¡fortalece!

Lo mejor para fortalecer una piel de este género son las aguas florales. No te alarmes, no es preciso que vayas a un parque a efectuar un ritual. En tiendas expertas en cosmética y cuidado, e inclusive en supermercados, las hallarás sencillamente.

Te puede Interesar  ¿Cuál es el mejor tratamiento para el acné? | Salud | La Revista | El Universo

Si, en cambio, prefieres tomar contacto con la naturaleza y fabricar tu propia agua de rosas, solo precisarás los pétalos de 2 rosas frescas y cuatrocientos setenta y cinco ml de agua destilada.

3. Hidratar, siempre y en toda circunstancia hidratar.

En el caso de una piel con rosácea, una hidratación a través de aceites ricos en ácidos grasos como el de oliva, almendra, argán o bien jojoba va a ayudar a mitigar las rubicundeces. Si bien pueda parecer apropiada, la rosa mosqueta podría irritar la zona, con lo que es mejor evitarla.

4. Tratamientos.

Los 4 pasos precedentes deben ponerse en práctica a diario, en tanto que son parte de una rutina facial sana. Por otra parte, regularmente mas no diaria, debes aplicar algún género de tratamiento singular.

Uno de los mejores tratamientos naturales para la rosácea es la aplicación de té matcha por vía tópica. Para esto, te invitamos a fabricar tu mascarilla de matcha con ingredientes que estamos seguros que tienes en tu casa.

Para una mascarilla de matcha con efecto antirojeces y antienvejecimiento, necesitarás:

Mezclando estos 3 ingredientes en las medidas precisas para lograr una textura conveniente para una mascarilla (ni muy líquida ni espesísima), vas a tener listo un tratamiento perfecto para las rojeces de la piel.

Aplícatela, déjala actuar entre 10 y 15 minutos y retírala con un algodoncito mojado en agua temperada. Si repites este ritual unas 3 veces a la semana, pronto apreciarás resultados geniales.

Como ves, con unas mínimas rutinas al día y semanales, la rosácea y otras rubicundeces como la cuperosis se minimizarán, para que vuelvas a sentirte con toda la seguridad que mereces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir