Conoce un poco sobre la hiperhidrosis

Conoce un poco sobre la hiperhidrosis

La hiperhidrosis puede llegar a afectar toda la zona de la piel, pero en términos generales puede estar limitada  a las plantas de los pies, las palmas de las manos, las ingles o las axilas. El área suele mostrarse blanco-azulada o rosada y en los casos más extremos la epidermis puede descamarse, ablandarse y presentar fisuras sobre todo en las plantas de los pies. Muchas veces la parte afectada segrega bromidrosis, producto de levaduras o bacterias que alteran el sudor y la piel húmeda. La sudoración o transpiración es una función de la piel para conservar firme la temperatura corporal, pero la sudoración excesiva incontrolable e impredecible puede obstaculizar las relaciones laborales y sociales de la persona. Continua leyendo sobre este importante tema.

Conoce un poco sobre la hiperhidrosis

Índice()

    La hiperhidrosis

    La transpiración excesiva o sudoración excesiva que se genera espontáneamente, sin tener origen en altas temperaturas o por eventos de tensión emocional o física.

    Razones por las que transpiramos

    El sudor es una función de la epidermis donde se produce la liberación de líquidos altos en sales de parte de las glándulas sudoríparas. Dicha función principalmente sirve para mantener constante la temperatura del cuerpo a 37º C. La transpiración y refrescamiento de la piel se genera cuando el organismo necesita liberar calor, por ello sudamos cuando hay calor, en situaciones de tensión o durante la actividad física, en la cual la descarga nerviosa incrementa la temperatura del cuerpo.

    Cada persona posee entre 2 y 4 millones de glándulas sudoríparas, las cuales comienzan a trabajar desde la pubertad. Estas glándulas se ubican en las palmas de las manos, cráneo, plantas de los pies, axilas y rostro y son altamente sensible a ciertos estímulos psicológicos. Por ello es que se produce la hiperhidrosis cuando se eleva el sudor.

    Personas más propensas a la hiperhidrosis

    Esta sudoración excesiva puede llegar afectar a un 2% de la población blanca, aumentando dicho porcentaje en personas de origen asiático, siendo los más afectados los japoneses. Puede presentarse entre los 25 años y los 64. Existe cierta tendencia hereditaria, puesto que en un 40% de los casos puede existir más de un caso en un grupo familiar. Es bastante visible en axilas, manos, región púbica y los pies, por la elevada congregación de glándulas sudoríparas en estas áreas.

    Grados de afectación de la hiperhidrosis en las personas

    La hiperhidrosis puede presentarse en grados diferentes: en el grado I el sudor nunca se nota y no imposibilita el desenvolvimiento diario de la persona. La hiperhidrosis en grado II la sudoración es soportable, pero en ciertas ocasiones paraliza la actividad diaria de la persona. En grado III escasamente se tolera la sudoración excesiva impidiendo la actividad diaria de la persona. En grado IV no se tolera la sudoración y continuamente interfiere en el desenvolvimiento diario de la persona.

    Conoce un poco sobre la hiperhidrosis2

    Impacto psicológico de la hiperhidrosis

    A pesar de que la hiperhidrosis es un problema un poco frecuente que puede causar ansiedad y estrés, además de generar algunas limitaciones dentro del área académica, laboral y social que puede producir la hiperhidrosis, las personas la sufren de manera silenciosa y no acuden al dermatólogo cuando comienzan los síntomas iniciales. Este padecimiento puede interferir o acomplejar a la persona en su desenvolvimiento diario, llegando adoptar algunas de las siguientes pautas de comportamiento:

    • Restringir el movimiento en brazos y adoptar portes rígidos para enmascarar la sudoración excesiva en las axilas.
    • Impedir escenarios que lleven al contacto físico.
    • Cambiar el vestuario hasta 4 veces por día.
    • Impedir tareas que conlleven sujetar elementos con seguridad.

    Clases de hiperhidrosis

    • Hiperhidrosis primaria y secundaria: según sea la causa puede ser primaria la cual es más focal y se desconoce la causa; secundaria se genera por situaciones clínicas profundas y el patrón corporal es más generalizado.
    • Hiperhidrosis palmoplantar, axilar, gustativa y generalizada: según sea la localización del sudor.
    • Hiperhidrosis según la extensión: puede ser localizada cuando cubre una superficie menor o igual a 100 cm2. Generalizada cuando la sudoración excesiva cubre una superficie en la piel mayor a 100 cm2.

    Causas de la hiperhidrosis primaria

    La causa no se conoce del todo y se encuentra bastante relacionada con el exceso de respuestas sudomotora y con una hiperactividad simpática. Los pacientes que sufren este problema cuando se encuentran frente a escenarios de excitación, tensión o estado de nervios suele agravar el cuadro. Es común que las personas se pongan bastante nerviosos cuando observan que comienzan a sudar, como consecuencia el cuadro se eleva y el sudor se hace más profuso. Hábitos como la nicotina, bebidas y ciertos olores y comidas pueden agravar la sudoración de la persona.

    Causas de la hiperhidrosis secundaria

    Este tipo de hiperhidrosis suele ser extendida y mostrarse dentro de otros cuadros médicos con diferentes síntomas:

    • Neuropatías periféricas, variaciones del funcionamiento en la médula espinal, lesiones tumorales intratorácicas o cerebrales, feocromocitoma o Parkinson (problemas sistémicos), envenenamientos de mercurio.

    Causas de la hiperhidrosis localizada

    Puede deberse a la presencia de nevus azul, un tumor glómico, neuropatía diabética, paquidermoperiostosis, abscesos de parótida, parotiditis.

    Principales medidas de prevención

    • Utilizar vestuario fresco que facilite la transpiración, las prendas deben ser de fibras sintéticas porque repelen el sudor y mantienen la ropa seca.
    • Disminuir el consumo de café, alcohol, tabaco, té y comidas picantes que puedan activar la sudoración excesiva.
    • Mantener el área de trabajo y la vivienda con bastante ventilación de manera que el ambiente sea fresco.
    • Utilizar productos desodorantes y extremar la limpieza corporal para disminuir los posibles malos olores.
    • Disminuir algunos efectos psicológicos que pueden desencadenar la sudoración (la tensión, estrés y la ansiedad).
    • Utilizar polvos de talco o ácido bórico para controlar el sudor, sobre todo en las plantas de los pies.
    • Llevar en lo posible una muda adicional de ropa para cambiarse en caso de necesitarla.

    Evitar la hiperhidrosis

    Diagnóstico de la hiperhidrosis

    La sudoración excesiva puede ser detectada de forma sencilla, por lo que no se requiere la utilización de ninguna prueba determinada para obtener el diagnóstico. Aunque los análisis de sangre pueden revelar si los niveles de glucosa en la sangre son elevados o la función tiroidea es anormal y establecer de esta manera los casos donde la hiperhidrosis sea generada por la hiperactividad del tiroides o la concentración anormal de glucosa en la sangre.

    En resumen, si eres una persona que suda en grandes cantidades y esto te pasa en momentos en los cuales no debería suceder, lo más probable es que estés sufriendo de hiperhidrosis, una enfermedad donde se genera la sudoración exagerada en varias zonas corporales o en una, siendo afectadas primordialmente las manos, axilas, el rostro y las plantas de los pies. Los pacientes que están afectados por esta enfermedad suelen tener una falla en su Sistema Nervioso Simpático, la cual hace que el cuerpo produzca mayor cantidad de sudor del que verdaderamente necesita la persona para controlar la temperatura del cuerpo.

    Las personas  generalmente comienzan a sufrir de sudoración excesiva durante la etapa de pubertad o durante la adolescencia, aunque existen otros casos puede presentarse después de esta etapa. Solamente quienes sufren de esta molesta enfermedad conocen los verdaderos efectos negativos y son ellos quienes entienden su padecimiento, pero este tipo de enfermedad no puede impedir su desenvolvimiento en la vida diaria, por ello se encuentran en la búsqueda de tratamientos para enfrentar la sudoración excesiva de forma efectiva.

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir