La sudoración en el cuerpo humano es la respuesta de la piel ante una temperatura alta, produciendo líquidos ricos en sales a través de las glándulas sudoríparas logrando estabilizar la temperatura corporal en 37°C. Esta termorregulación refresca la piel a través de la evaporación de los líquidos, es por ello que se nota la sudoración en situaciones como luego de hacer ejercicio o de nerviosismo. La hiperhidrosis afecta esta función extralimitando la sudoración de forma espontánea sin ser producto de otros factores externos o psicológicos.

Impacto Psicológico de la Hiperhidrosis

Consecuencias Psicológicas

Este problema es frecuentemente tratado en todo tipo de pacientes, por sí mismo puede generar grandes niveles de estrés  y ansiedad por lo cual llega a afectar directamente en el desenvolvimiento social de cada uno de ellos. En el ámbito académico y laboral también hay consecuencias dejando como resultado el no acudir a un dermatólogo para tratarse, más bien optan por intentar esconder el problema al iniciar sus síntomas.

El impacto puede llegar incluso a limitar los movimientos de los pacientes, esto debido a que se adaptan o intentan adaptarse al problema logrando posturas de comportamiento como las definidas a continuación:

  • Restringir los movimientos repetidos de los brazos.
  • Acoger posturas rígidas intentando disimular el sudor.
  • Impedir las situaciones que incluyan contacto físico.
  • Cambios de ropa continuos en el transcurso del día.
  • Obviar movimientos que admitan tomar cosas con seguridad.

Tratamientos

La opción principal es acudir al dermatólogo para saber qué nivel de hiperhidrosis se sufre, luego de esto podemos mencionar algunos tratamientos conocidos a nivel mundial para esta afección cuyo objetivo fundamental es impedir las secreciones de las glándulas sudoríparas y son los siguientes:

  • Toxina Botulínica: actúa sobre la hiperhidrosis axilar y palmo plantar, este tratamiento es muy poderoso y placentero. Se aplica en las palmas de las manos y en las plantas de los pies a través de inyecciones con agujas finas. Ésta toxina actúa por alrededor de sesenta (60) minutos y su efecto en el cuerpo dura hasta seis (6) meses. Luego de aplicársela puede volver a su vida normal inmediatamente.
  • Sustancias dermatológicas: El clorato de aluminio se usa como anti-transpirante, pero en grandes cantidades lo que puede ocasionar irritaciones en la piel. También se usan Oxibutina y Glicopirrolato son sustancias anticolinérgicas que no escapan de los efectos secundarios.