La rosácea en la piel del rostro

La rosácea en la piel del rostro

La rosácea es un estado que comúnmente afecta en la etapa adulta, sobre todo en las personas de cabello rubio, piel clara y ojos azules. Es una enfermedad que genera enrojecimiento y la inflamación del rostro. A pesar de que las mujeres son las más propensas a este tipo de padecimiento en la piel, el resto de las personas pueden contraer este tipo de enfermedad en cualquier momento de su vida.

La rosácea en la piel del rostro

Índice

    La rosácea

    Es una condición crónica que se produce en el rostro de algunas personas. Generalmente suele ser confundida esta enfermedad con acné adulto o el acné, pero nada más erróneo porque la rosácea facial no es sinónimo de acné. La característica más resaltante de esta condición es el enrojecimiento en la zona central de la cara, que puede complicarse y progresar, desarrollándose pápulas, espinillas, pústulas, protuberancias, irritación de la piel, irritación ocular, engrosamiento de la piel, entre otros. Inclusive el progreso de la rosácea puede continúa puede llegar hasta los ojos y los párpados.

    Síntomas comunes de la rosácea facial

    Esta enfermedad crónica de la piel, cuya aparición suele darse a partir de los 30 años, aunque se conocen casos de pre-rosácea en personas entre 20 y 25 años, hasta en adolescentes inclusive. Existen distintos síntomas de la rosácea facial, que si no se tratan oportunamente pueden agravarse de manera significativa. De acuerdo a los síntomas y gravedad se diferencian los tipos de rosacea. A continuación detallamos alguna sintomatología común que engloba los diferentes tipos de rosácea facial:  

    • Ardor, enrojecimiento, inflamación o edema, comezón en el rostro crónicos.
    • Enrojecimiento o rubor constante de las orejas, cara, el cuello y pecho de la persona.
    • Granos y bultos.
    • Telangiectasia o arañas vasculares.

    En los casos más graves, la rosacea puede generar desfiguración y engrosamiento de la piel, que en ciertos caso genera rinofima, un trastorno que se caracteriza porque la nariz se torna bulbosa. También puede desarrollarse alrededor o por dentro de los ojos, esta forma de rosacea es conocida como rosacea ocular, entre sus síntomas tenemos: ojos inyectados de sangre y acuosos, con elevada tendencia a orzuelos; es importante que si sospecha de padecer este tipo de rosacea asista a un especialista de inmediato porque esta condición puede provocar ceguera y dañar la córnea.

    Los signos de la rosácea facial son graduales, inicialmente suelen mostrarse signos leves después de exponerse a los rayoso solares o después de consumir alimentos picantes. La cafeína y las bebidas alcohólicas pueden producir ligeros síntomas parecidos. Después, la picazón, los rubores empezarán a ser constantes.

    Clases de rosácea en el rostro

    • La rosácea eritemato-telangiectática: el rostro se pone rojo y muchas veces el rubor es más intenso, picazón, quemazón y los vasos sanguíneos son bastante visibles en la epidermis del rostro.
    • La rosácea papulopustular: se observan granos de color rojo de manera permanente, llegando a permanecer hasta por 4 días, con probabilidad de contener pus. Esta clase de rosácea facial suele confundirse con acné.
    • Rosácea ocular: los párpados y los ojos se observan enrojecidos, los ojos se ponen irritados y secos, existe quemazón y picazón.
    • Rosácea fimatosa: se engrosa la piel del rostro y nódulos de distintas dimensiones, los vasos sanguíneos son más visibles. Otras zonas en la que puede darse esta clase de rosacea son las mejillas, quijada, orejas, párpados y en la frente.

    Personas más propensas a la rosácea facial

    Aunque el origen de esta enfermedad actualmente se desconoce, suele vincularse la rosácea facial con las bacterias. De allí la dificultad de determinar quiénes están más propensos a padecerla en un futuro. Se suele afirmar que la rosácea facial es una enfermedad que se encuentra ligada a los vasos sanguíneos del rostro, lo que nos lleva a pensar que debemos hacer los cuidados específicos para la delicada piel del rostro.

    Aunque frecuentemente personas entre los 30 años y 50 años, luego entre personas ubicadas entre 20 y 60 años; quienes se ven ampliamente afectadas son las personas de Europa Noroccidental. Puede desarrollarse tanto en hombres como en las mujeres, pero en las mujeres es 3 veces más probable, sobre todo en aquellas mujeres durante la etapa de la menopausia.

    Dificultades que genera la rosácea en el rostro

    Gran parte de las complicaciones que se originan por la rosacea, son de tipo estético. Las personas suelen padecer vergüenza, auto aislarse y tener baja autoestima. Cuando se refiere a rosácea ocular, suelen ser comunes los inconvenientes que deben ser atendidos por un especialista constantemente.

    La rosácea en la piel del rostro2

    Origen de la rosácea facial

    Como dijimos anteriormente, la causa fundamental de la rosácea se desconoce, algunos especialistas deducen que esta condición se produce en momentos en que los vasos sanguíneos se extienden fácilmente, generando el sonrojo. Son bastante propensas a la rosacea las personas que se ruborizan a menudo, además los especialistas creen que esta enfermedad es genética. De igual manera, algunas personas aseguran que ciertos factores descritos a continuación pueden agravar la rosácea:

    • La actividad física intensa.
    • El calor excesivo, por ejemplo los baños con agua caliente.
    • El viento.
    • Los rayos del sol.
    • Temperaturas demasiado frías.
    • El alcohol.
    • Bebidas y comidas picantes o calientes.
    • El estrés.
    • La utilización de esteroides durante largo tiempo.

    La rosácea no se cura

    Hoy en día a pesar de los avances tecnológicos, médicos y cosméticos, la rosácea facial no tiene cura; pero es posible controlarla y tratarla adecuadamente. Con el tratamiento regular, se puede mejorar la piel del rostro con el tiempo. El médico especialista en dermatología es quien se encarga de atender los pacientes con rosácea facial.

    Tratamiento para la piel

    En algunos casos es posible aplicar antibióticos de forma directa sobre la piel afectada, en otros se suele suministrar antibióticos orales. Existen geles para uso tópico que alivian el enrojecimiento por la rosácea. La electrocirugía y la cirugía láser pueden ser usadas en las pequeñas líneas rojas para tratarlas. Algunas personas que ya tienen experiencia con la cirugía láser, aseguran que han observado mejorías en la piel del rostro con poco daño o cicatrices.

    A las personas con chichones y nariz inflamada es posible removerles algo de tejido extra de la epidermis, para ponerla más pequeña; este proceso ayuda al paciente a mejorar su apariencia física. Otras personas aseguran (mujeres) que el maquillaje con tonos verde les ayuda a esconder el enrojecimiento del área afectada con la rosacea.

    La rosácea en la piel del rostro3

    Tratamiento para los ojos

    Gran parte de los casos con problemas en los ojos pueden ser tratados con medicamentos. Los pacientes afectados en los párpados deben lavar de manera frecuente sus párpados. Es posible que el especialista le indique frotar suavemente la zona afectada utilizando champú de niños con un poco de agua o le indican un limpiador específico para los párpados con receta médica. Luego de frotar los párpados, la persona debe colocarse una compresa tibia dos veces al día.

    Si el médico lo considera necesario, puede recetarle gotas con esteroides para colocárselas en los ojos.

    Cuidados personales para aliviar los síntomas

    El papel más importante en el mejoramiento de la rosácea lo tiene la persona afectada, para ello debe seguir algunos consejos sobre el cuidado:

    • Conserve un diario de los brotes, de esta manera será más sencillo entender lo que le está afectando el rostro.
    • Use un bloqueador solar diariamente para protegerse de los rayos UVB y UVA, al momento de adquirirlo asegúrese que contenga un factor de protección solar de 15.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir