Diagnóstico

No hay una prueba concreta para la rosácea. En cambio, los médicos se fundamentan en los antecedentes de tus síntomas y una exploración física de la piel. En algunos casos, el médico puede solicitarte que te efectúes determinados estudios para descartar otras afecciones, como otras formas de acne, soriasis, eczema o bien lupus. En ocasiones, estas afecciones pueden provocar signos y síntomas afines a los de la rosácea.

Si tus ojos se ven implicados, el médico puede derivarte a un especialista en ojos (oculista).

Rosácea Diagnostico y Tratamiento

Tratamiento

El tratamiento para la rosácea se centra en supervisar los signos y síntomas. Con una mayor frecuencia, esto requiere una combinación de cuidados de la piel y tratamientos recetados.

La duración del tratamiento va a depender del tipo y la intensidad de los síntomas La reaparición es usual.

Fármacos

El género de fármaco que te recete el médico depende de los signos y síntomas que tengas. Los fármacos recetados para el tratamiento de la rosácea incluyen los siguientes:

  • Fármacos para reducir el enrojecimiento. Estudios recientes probaron que la brimonidina (Mirvaso) es eficiente para reducir el enrojecimiento. Se aplica en la piel como un gel. Marcha debido a su efecto vasoconstrictor. Posiblemente observes los resultados en un plazo de doce horas tras la aplicación. El efecto en los vasos sanguíneos es temporal, de forma que el fármaco debe aplicarse con regularidad para poder proseguir viendo mejoras. Otros productos tópicos que han probado reducir el enrojecimiento y las pápulas ocasionados por la rosácea leve son el ácido azelaico y el metronidazol. Con estos fármacos, las mejoras por norma general se hacen evidentes entre 3 a 6 semanas después.
  • Antibióticos orales. Los antibióticos asisten a reducir ciertos géneros de bacterias, mas probablemente primordialmente combatan la inflamación cuando se utilizan para esta enfermedad. La doxiciclina es un antibiótico que se toma como pastilla para el tratamiento de la rosácea de moderada a grave con bultos y pústulas. En ocasiones, asimismo se utilizan otros antibióticos orales (tetraciclina, minociclina, entre otros muchos); no obstante, no hay suficientes estudios que respalden su eficiencia.
  • Isotretinoína. Si sufres rosácea grave que no responde a otras terapias, el médico puede aconsejar la isotretinoína (Amnesteem, Claravis, otros). Es un fármaco oral potente para el tratamiento de acne que asimismo ayuda a que las lesiones de la rosácea, afines al acne, desaparezcan. No utilices este fármaco a lo largo del embarazo puesto que puede provocar defectos innatos graves.

Terapias

La terapia láser puede asistir a reducir el enrojecimiento ocasionado por el agrandamiento de los vasos sanguíneos. Otras alternativas para tratar los vasos sanguíneos perceptibles y los cambios por rinofima son la dermoabrasión, la luz pulsada intensa y la electrocirugía.

Modo de vida y antídotos caseros

Las próximas prácticas pueden asistirte a reducir los signos y síntomas, o bien a prevenir las exacerbaciones:

  • Evita exponerte a los desencadenantes. Conoce qué cosas tienden a provocarte exacerbaciones y evita exponerte a esos desencadenantes.
  • Resguarda tu semblante. Colócate protector solar diariamente. Utiliza un protector solar de extenso fantasma con un factor de protección solar de treinta por lo menos. Toma otras medidas para resguardar tu piel, como utilizar sombreros y eludir el sol del mediodía. En días fríos y ventosos, utiliza una bufanda o bien un pasamontañas.
  • Trata tu piel esmeradamente. No te frotes ni toques demasiado la cara. Emplea un limpiador sin jabón y un humectante con cierta frecuencia. Evita los productos que contengan alcohol o bien otros irritantes de la piel.
  • Utiliza maquillaje. Ciertos productos y técnicas de maquillaje pueden asistir a reducir la apariencia de enrojecimiento de la piel. Por poner un ejemplo, colócate un maquillaje de tono verde ya antes de una base líquida ligera. O bien prueba una ligera aplicación de un polvo facial de tono verde.

Medicina no tradicional

Un masaje facial suave diario puede asistir a reducir la hinchazón y la inflamación. Haz un movimiento circular con tus dedos comenzando por la parte central de la cara cara las orejas.

Muchas de las terapias opciones alternativas, como la plata coloidal, el aceite de emú, las hojas de lauro y el aceite de orégano, han sido mentados como posibles opciones para tratar la rosácea. Mas no hay patentiza concluyente que respalde la eficiencia de estas substancias.

Habla con tu médico si estás considerando suplementos dietarios o bien otras terapias opciones alternativas para tratar la rosácea. Él puede asistirte a valorar los beneficios y desventajas de cada terapia opción alternativa.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

La rosácea te puede provocar sofocación. Puedes sentir vergüenza o bien ansiedad por tu aspecto y aislarte o bien acomplejarte. Posiblemente te sientas frustrado o bien enfadado al ver las reacciones de otras personas. Charlar con un consejero sobre estos sentimientos podría asistirte.

Un conjunto de apoyo para personas con rosácea, así sea en persona o bien online, puede conectarte con otras personas que encaran exactamente los mismos géneros de inconvenientes, lo que puede ser confortante.

Preparación para la consulta

Probablemente empieces por preguntar al médico de cabecera o bien a un médico general. Cuando llames para programar la consulta, posiblemente te deriven a un especialista en enfermedades de la piel (dermatólogo). Si la afección te afecta los ojos, posiblemente te deriven a un especialista en ojos (oculista).

Es una gran idea llegar preparado a la consulta. Ahora te damos información para asistirte.

Qué puedes hacer

Preparar una lista de preguntas te va a ayudar a aprovechar al límite el tiempo de tu consulta. Estas son ciertas preguntas que puedes hacer al médico sobre la rosácea:

¿Qué podría estar ocasionando estos síntomas?
¿Necesito hacerme pruebas para confirmar el diagnóstico?
¿Cuál es el mejor tratamiento?
¿Esta afección es temporal o bien crónica?
¿Hay alguna opción alternativa genérica al fármaco que me recetaron?
Tengo otros inconvenientes médicos; ¿cuál es la mejor forma de supervisarlos de forma conjunta?
¿Puedo aguardar para poder ver si esta afección se soluciona por sí misma?
¿Cuáles son las opciones alternativas al abordaje que me sugiere?
¿Qué rutinas de cuidado de la piel me sugiere que prosiga?
No vaciles en hacer otras preguntas que te broten a lo largo de la consulta.

Qué aguardar del médico

Probablemente tu médico te haga múltiples preguntas, incluyendo las siguientes:

¿En qué momento empezaste a probar los síntomas?
¿Con qué frecuencia experimentas estos síntomas?
¿Los síntomas han sido continuos o bien apartados?
¿Hay algo que, según lo que parece, mejore los síntomas?
¿Hay algo que, según lo que parece, desencadene o bien empeore los síntomas?