Todo lo que necesitas saber sobre el tratamiento para el acné quístico - Infobae

JohnMD/Getty Images
JohnMD/Getty Images

Es diferente a otros géneros de acné más superficiales como los puntos negros y los puntos blancos pues es más profundo en la piel.

Es uno de los inconvenientes más frecuentes entre los jóvenes: 8 de cada diez personas entre las edades de once y treinta años tienen acné, conforme con los Institutos Nacionales de Salud. No obstante, solo se precisa una encuesta veloz en las clases de gimnasia de una escuela promedio para revisar que no todos se ven perjudicados por el mismo género de acné. Cuando piensas en granos colorados, hinchados y dolorosos, piensas en el acné quístico, del tipo que asimismo deja cicatrices. Aunque las causas tras el acné quístico todavía no se entienden totalmente, y los estudiosos siempre y en todo momento buscan nuevas y mejores maneras de tratarlo, aún hay mucho que puedes hacer supervisarlo de manera eficaz y eludir que deje una marca durable.

¿Qué es el acné quístico?

El acné quístico es un género de acné inflamatorio que causa bultos profundos bajo la piel que en general son sensibles, colorados y dolorosos. "Con frecuencia brotan en grandes cantidades y medran y reducen con el tiempo", afirma Laura Ferris, dermatóloga y maestra asociada de dermatología en la Universidad de Pittsburgh. El acné quístico aparece más generalmente en la cara, afirma Ferris, mas asimismo sale en la espalda, el pecho, la parte superior de los brazos y los hombros. Es diferente de otros géneros de acné más superficiales, como los puntos negros y los puntos blancos, pues es más profundo en la piel.

"Debido a la profundidad y la cantidad de inflamación, el acné quístico es el que causa la cicatrización", afirma Bruce Robinson, un dermatólogo con sede en la ciudad de Nueva York y también instructor clínico de dermatología en el Centro de salud Lenox Hill.

¿Qué causa el acné quístico?

Las glándulas sebáceas que sostienen la piel húmeda se adhieren a los poros, que es donde medra el vello y se suprimen las células fallecidas de la piel. Todos las clases de acné aparecen cuando los poros se tapan con aceite y piel fallecida. Con el acné quístico, las bacterias atrapadas en lo profundo de tus poros ocasionan inflamación, esto es, enrojecimiento, hinchazón y dolor.

Hay muchos factores diferentes que aumentan el peligro de acné quístico. "Para ciertas personas es genético, para otras es hormonal y ciertas personas sencillamente son propensas al acné", afirma Nada Elbuluk, maestra asociada de dermatología en la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California.

Debido a que el acné quístico está relacionado con la testosterona, los hombres tienden a ser un tanto más susceptibles. Para las mujeres, el acné puede empeorar en torno a los ciclos menstruales.

¿Tu dieta tiene que ver con el acné quístico?

Muchos estudios han tratado de examinar la relación entre la dieta y el acné, afirma Ferris, mas no se ha llegado a una conclusión. Una investigación relacionó el acné con la leche descremada, mientras que que otros lo relacionaron con comer demasiados comestibles azucarados. Robinson afirma que ciertas personas se dan cuenta de que les sale más acné quístico cuando comen gluten o bien productos lácteos, si bien no necesariamente sean intolerantes al gluten o bien a los lácteos. En último término, los especialistas afirman que la dieta no tiene nada que ver con el acné en la enorme mayoría de las personas.

Mientras tanto, siempre y en todo momento es ventajoso reducir los comestibles azucarados y consumir una dieta equilibrada, sin exagerar. "No hay patentiza de que los regímenes de supresión funcionen para el acné", afirma Ferris.

¿En qué momento brota el acné quístico y cuánto dura?

El acné quístico está con fuerza relacionado con las hormonas; se estima que el ochenta y cinco por ciento de las veces afecta en la pubescencia y tiende a quedarse hasta los veinte años. "Mas efectivamente veo mujeres y hombres de cuarenta años que tienen acné quístico, aun por vez primera", afirma Ferris. En verdad, poco a poco más mujeres en sus treinta, cuarenta y cincuenta años tienen acné, conforme la AAD.

En las mujeres, los cambios hormonales que ocurren a lo largo de el embarazo pueden provocar el acné quístico más adelante en la vida. El SOP, un desequilibrio hormonal donde el cuerpo genera más hormonas afines a la testosterona, es otra causa común. Debido a que las células de grasa pueden transformar las hormonas femeninas en hormonas masculinas enclenques, Robinson apunta que la obesidad, que asimismo está relacionada con el SOP, aumenta las probabilidades de acné quístico. Aun la menopausia pocas veces causa acné quístico debido a las fluctuaciones hormonales. "Es un enorme factor para ciertas mujeres. Por lo general, es cuando se va a ver otro brote", afirma Robinson. El acné vinculado con las hormonas en general aparece en torno a la línea de la quijada y la boca, añade.

Si tienes acné quístico por vez primera entre los treinta y cuarenta años, tu médico, por lo general, va a trabajar con un ginecólogo o bien endocrinólogo para valorar los desequilibrios hormonales y trabajar juntos para tratarlo. "Hay síndromes todavía más extraños que pueden asociarse con el acné, por lo que si alguien súbitamente tiene acné malo más adelante en la vida procuramos otra causa latente", afirma Ferris.

¿De qué forma tratar el acné quístico?

Aunque merece la pena probar los tratamientos como el peróxido de benzoilo o bien el ácido salicílico en casa, si tienes acné severo, es mejor que veas a un dermatólogo para disminuir al mínimo los brotes y las cicatrices, afirma Robinson. El tratamiento que escogerá tu médico va a depender de la causa tras los brotes, la gravedad, si hay cicatrices y si has estado recibiendo otros tratamientos que fracasaron en el pasado.

Mientras que las cremas y los lavados en ocasiones son suficientes para el acné superficial como espinillas, puntos negros y pústulas, por lo general precisarás tomar una pastilla para tratar el acné quístico, afirma Elbuluk. Tu médico puede empezar con antibióticos orales a lo largo de 3 a 6 meses, si bien de producirse brotes en torno a tu ciclo menstrual, Robinson afirma que en ocasiones lo prescribe a lo largo de periodos breves regulares en torno a tu periodo.

Los antibióticos marchan matando a las bacterias y aliviando la inflamación que contribuye al acné, afirma Elbuluk. El inconveniente es que asimismo vienen con muchos efectos secundarios no tan agradables: los antibióticos pueden ocasionar dolor abdominal, diarrea y náuseas, y ciertos hacen que la piel sea más propensa a las quemaduras solares, afirma Ferris. Confiar en ellos a lo largo de largos periodos de tiempo puede afectar el equilibrio de las bacterias buenas en el intestino y la piel. Y pueden contribuir a la resistencia a los antibióticos, donde se vuelven menos efectivos contra infecciones bacterianas más serias. Ese es un inconveniente, afirma Ferris, ya que ciertos fármacos que recetan los médicos para el acné asimismo se emplean para tratar la enfermedad de Lyme y el MRSA.

Te puede Interesar  ¿Qué es el acne?

Aquí está el otro problema: tan pronto como dejes de tomar antibióticos, el acné tiende a retornar. "El acné no es un inconveniente en un corto plazo", afirma Ferris. De ahí que que los médicos en general van a probar con una crema antibiótica o bien otro tratamiento superficial, como Retin A, una crema de vitamina liposoluble de tipo A que aumenta la tasa en que tu cuerpo suprime las células fallecidas de la piel para eludir la obstrucción, afirma Elbuluk. "Con frecuencia mezclo y combino, en dependencia de la sensibilidad del paciente y las clases de acné que tienen".

Si eres mujer y es probable que tu acné esté relacionado con las hormonas, tu dermatólogo te puede expedir a un obstetra/ginecólogo para que te recete algún anticonceptivo que te asista a regular tus hormonas. Tu obstetra o bien dermatólogo asimismo podría sugerir la espironolactona, otro género de tratamiento hormonal solo para mujeres que reduce los niveles de testosterona para reducir la producción de aceite y reducir el acné, afirma Ferris.

Sin embargo, los médicos están conformes, en que el mejor tratamiento para el acné quístico es la isotretinoína (Accutane), una forma oral de vitamina liposoluble de tipo A que ataca todas y cada una de las fuentes de acné quístico matando a las bacterias que ocasionan acné, destapando los poros y reduciendo el exceso de aceite y también inflamación. Es el único fármaco que detiene el acné quístico permanentemente en vez de tratarlo mientras que lo utilizas, afirma Robinson. "Hace que las glándulas sebáceas se encojan de manera permanente por lo que tu piel jamás va a ser tan grasosa como acostumbraba a ser. Asimismo cambia la manera en que maduran las células de tu piel, por lo que tus poros no se bloquean. Aun puede asistir a prosperar la cicatrización, afirma. Vas a tener que proseguirse una sola ronda que dura de 4 a 6 meses, eso suprime el acné para el ochenta y cinco por ciento de las personas, afirma Elbuluk.

Si bien la isotretinoína es segura, el efecto secundario más habitual es la sequedad de la piel y la descamación de los labios, puede ocasionar defectos de nacimiento graves, por lo que tu médico solo lo prescribirá si utilizas anticonceptivos y si tienes una segunda forma de protección para eludir el embarazo. La buena nueva es que si en algún instante en el futuro deseas quedar encinta es de forma perfecta seguro, tan pronto como un mes tras dejar Accutane, afirma Ferris.

Si todo lo demás falla, o bien si sencillamente estás contra el empleo de antibióticos o bien Accutane, tu dermatólogo puede probar la terapia fotodinámica, el tratamiento láser más efectivo para el acné severo, afirma Elbuluk. Tras aplicar un fármaco de prescripción singular para tu piel y dejarla descansar a lo largo de hasta 3 horas, el médico empleará una luz singular que activará y suprimirá las bacterias que ocasionan el acné.

Si bien no hay forma de prevenir el acné quístico, percibir tratamiento lo ya antes posible es esencial para eludir las cicatrices. "Esa es una de las razones por las que si alguien tiene acné bastante severo, la mayor parte de nosotros presionaremos para pasar a Accutane o bien cremas tópicas como Retin A", afirma Ferris.

¿De qué forma cuidar la piel propensa al acné?

Día tras día, los médicos aconsejan utilizar un limpiador suave y agua templada por la mañana y de noche. Si tienes la piel más grasosa, tu médico podría sugerir un jabón más seco (como Ivory o bien Dial), afirma Robinson. Emplea una crema hidratante con filtro solar todas y cada una de las mañanas y evita los exfoliantes, astringentes y tónicos fuertes, que ocasionan más sequedad, enrojecimiento y también inflamación.

El futuro de los tratamientos para el acné quístico

Probablemente hayas escuchado mucho sobre tu microbioma, la mezcla de bacterias en tu cuerpo que afecta tu metabolismo, tu sistema inmune y tu salud intestinal. Resulta que las alteraciones en tu mezcla personal de bacterias pueden aun afectar la probabilidad de contraer acné quístico.

Una investigación del año pasado descubrió que las personas que padecen de acné tienen más de una de las 2 versiones de un género de bacteria (Propionibacterium acnes) en su piel, que es más probable que cause brotes. Si bien la investigación es preliminar, ocasionalmente podría conducir a tratamientos como bacteriófagos y probióticos que solo se dirijan a esa cepa particular de bacterias que causa acné o bien estimula las cepas buenas para la piel.

"Este estudio probó que los P acnes en pacientes con acné son diferentes a los P acnes en pacientes sin acné", afirma Ferris. "La terapia que podría apuntar a la cepa patogénica de P acnes podría ser un nuevo enfoque para tratar el acné".

Robinson agrega: "A la medida que avanza la medicina, procuramos agredir mejor a los agentes causales como P. acnes y no alterar la vegetación normal de la piel y el intestino".

¿De qué forma quitar las cicatrices del acné quístico?

Si acabas con cicatrices de acné quístico, muchos tratamientos pueden asistir a reducirlos o bien quitarlos, incluyendo los peelings químicos, el rejuvenecimiento con láser y las micro agujas, afirma Elbuluk. La mayor parte de las personas precisa en torno a 4 tratamientos con láser o bien de 4 a 6 peelings para aclarar las cicatrices de acné quístico, en dependencia de qué tan severas sean. Robinson afirma que estos tratamientos ocasionan menos daños a la piel que las opciones más viejas como la microdermabrasión y que pueden hacer maravillas para sanar cicatrices de acné quístico semanas tras el tratamiento hasta décadas después.

Para las cicatrices de acné quístico más severas, otro procedimiento más invasivo conocido como la subcisión consiste en utilizar una aguja para aflojarlas físicamente y permitir que la piel se vea mejor, afirma Robinson. Un médico aun puede quitar quirúrgicamente el tejido cicatricial y coser la piel de nuevo, añade. Solo ten presente que todos estos tratamientos pueden ser carísimos, ya que en general no están cubiertos por un seguro, afirma Ferris.

Publicado originalmente en VICE.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir