Tratamientos psicológicos para el rubor facial

Vida saludable para combatir la rosácea

El rubor facial es una reacción natural del sistema nervios simpático el cuerpo, hay situaciones sociales que ameritan estar sonrojado y acalorado por ejemplo en la intimidad de la cama, ante un conferencia o por una fuerte presión social que sea estresante e incómoda. Si nos encontramos en cualquiera de los escenarios anteriores y nos sonrojamos eso sería muy norma nada de qué preocuparse.

Vida saludable para combatir la rosácea

Pero cuando estos estímulos fiscos no se pueden controlar y cualquier momento por minúsculo que sea es un detónate para el enrojecimiento excesito del rostro es allí cuando podemos hablar de rubor facial patológico. Aunque es cierto que factores externos como el calor y la contaminación ambiental o problemas de presión arterial pueden afectar el organismo y producir el rubor facial patológico, también es muy cierto que todos los ensayos clínicos hechos para determinar esta afección indican que esta enfermedad está fuertemente ligada a la conducta del paciente afectado en muchos casos puede ser considerada como un trastorno mental.

Uno de las primeras evaluaciones que debe tener los pacientes con rubor facial es la evaluación psiquiátrica y psicológica, aquí te presentaremos los más efectivos tratamientos terapéuticos para poner fin el rubor facial.

  • Terapia racional emotiva: mediante el dialogo socrático se realizan diversos experimentos para medir la conducta de los afectados con la finalidad de rebatir sus creencias.
  • Exposición a las situaciones que más le causan miedo: mediante técnicas cognitivas los pacientes son lanzados a afrontar a las personas o situaciones que le provocan el sonrojo excesivo.
  • Intención paradójica: el paciente debe estar consiste de sus síntomas y no agobiarse ante ellos, dejar los sentimientos de amenaza y angustia frente a los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir