La rosácea es un trastorno de la piel que inflama los vasos capilares del rostro dejándolo con una tonalidad rojiza, lo fundamental con esta enfermedad es mantenerla en remisión y si bien no se sabe que causa la rosácea es fundamental saber cuáles son los factores que alteran su aparición.

Tratamientos naturales para el rubor facial

 

Hablando de causas se puede decir que son múltiples y aún no están definidas, las investigaciones solo reflejan que son una combinación de  varios factores que actúan como detonantes. La parte psicológica es un gran detónate en las causas de la rosácea, llevar un estilo de vida saludable , no sufrir  de sobrepeso y comer de forma saludable es fundamental si se busca prevenir o disminuir la rosácea.

Dieta saludable

Hay ciertos alimentos que no son recomendables para los pacientes con esta afección aquí te nombramos las comidas que debes evitar por el bien de tu piel. Ningún sacrifico es poco cunado del bienestar de la piel se trata.

  • El alcohol, todas las bebidas con alcohol, activan el calor de tu cuerpo así que trata en lo posible de no ingerirlos, pero si la tentación es mucha solo confórmate con un vaso de cerveza o una copa de vino blanco, deja de lado las bebidas espirituosas (ron, vodka, whisky y demás). Además de las bebidas también debes evitar los productos de limpieza facial a base de alcohol, ya que este en el 66 % de los casos irrita la piel.
  • Alimentos conservados, no debes consumir alimentos conservados con derivados del petrolero como los parabenos, aunque es un tema controversial y aun no está científicamente comprobado es importante evitarlos para no lastimar aún más la piel irritada u inflamada.
  • Las comidas picantes, las sopas muy calientes o las comidas condimentadas calientan el cuerpo y no son recomendadas para los pacientes con rosácea.

Llevar una vida sana es fundamental para evitar la rosácea, hacer ejecito y comer de forma saludable te ayuda a tener una piel lozana, tan tersa como un melocotón. Es aconsejable que no subas de peso, las personas obesas tienen mayor riesgo de padecer rosácea además de que los tratamientos no actúan en su rostro debido a su tamaño y el nivel de grasa.